beauty_portfolio_2

San Remo

En el mismo asilo para ancianos, Bruno y Duša disfrutan de su mutua compañía. Sin embargo, esos momentos pronto se borran ya que ambos sufren demencia. Cuando Bruno está solo, su pasado surge de forma violenta y tiene que luchar con sus recuerdos fragmentados. Pero cuando está con Duša, es como disfrutar una primera cita con la única memoria compartida de su juventud: la canción No tengo edad de Gigliola Cinquetti, interpretada en el Festival de la Canción de San Remo en los años 60.