Exposición Tierra Habitada

Ver toda la cartelera

beauty_portfolio_2

Exposición Tierra Habitada

Paisaje y Arte Rupestre en Querétaro y Guanajuato

Exposición temporal “Tierra Habitada, Paisaje y Arte Rupestre en Querétaro y Guanajuato”. En conmemoración por el 80 aniversario de la fundación del Instituto Nacional de Antropología e Historia,  y los 35 de su delegación estatal.

Inauguración 30 de octubre, a las 19 h.

 

El INAH reconocido mundialmente por su labor en la salvaguarda del patrimonio cultural, es autoridad en materia de protección técnica y legal de monumentos arqueológicos, artísticos, históricos y paleontológicos. Integra 193 zonas arqueológicas abiertas al público; custodia 515 monumentos históricos y tiene 107,658 consignados en el Catálogo Nacional de Monumentos Históricos Inmuebles.

Cuenta con 161 museos integrando la mayor red de  América Latina, una de las más importantes del mundo; 4 centros especializados de enseñanza superior, así como espacios dedicados a la preservación de acervos sonoros, fotográficos y bibliográficos. El instituto realiza más de 1600 proyectos anuales enfocados a la conservación, difusión e investigación. 

El Centro INAH Querétaro ha sumado desde 1984 a especialistas en las materias de arqueología, antropología física y social, historia, etnohistoria, lingüística, arquitectura, conservación y museografía, con el objetivo de recuperar las raíces culturales y la memoria del estado. Preserva el legado cultural dentro de las salas del Museo Regional de Querétaro, con sus cuatro zonas arqueológicas abiertas al público –El Cerrito, Ranas, Toluquilla y Tancama— así como el Museo de Sitio “El Cerrito”.

Genera programas enfocados a la protección legal y técnica de monumentos, delimitación de centros históricos, así como en los planes de desarrollo urbano de la ciudad de Querétaro y en los diferentes municipios. También ha participado decisivamente en las cuatro declaratorias de patrimonio mundial ante la UNESCO: “Zona de Monumentos Históricos de Querétaro”, “Misiones franciscanas de la Sierra Gorda de Querétaro”, “Lugares de memoria y tradiciones vivas de los otomí-chichimecas de Tolimán: La Peña de Bernal guardiana de un territorio sagrado” y “Camino Real de Tierra Adentro”.  

A largo de estos arduos 35 años, destaca su labor de investigación arqueológica, contribuyendo así a la ampliación de las fronteras de estudio del pasado prehispánico de lo que se conoce como el centro norte de México. En este sentido, es reconocible el registro y análisis sistemático del arte rupestre iniciado en 1989, mismo que a partir del 1996, se ha intensificado, obteniendo notables resultados en torno a su origen y significado. 

Aunque poco conocido, Querétaro y Guanajuato conservan más de 260 sitios de arte rupestre, una de las manifestaciones culturales más fascinantes y enigmáticas de las antiguas sociedades de recolectores cazadores, nómadas, seminómadas y sedentarios que transitaron este territorio. Estas expresiones narran los motivos que llevaron a hombres y mujeres en diferentes tiempos, espacios y contextos culturales a pintar o grabar en las rocas su forma de entender el mundo, sus creencias, así como sus sueños, temores y esperanzas. 

El arte rupestre fue una práctica ancestral que perduró durante varios milenios y a través de ella se expresaron las visiones del mundo más diversas, vinculadas en muchos casos con las cosmovisión. Las rocas fueron pintadas o grabadas durante ritos de paso, de fertilidad, de iniciación, pero también funcionaron como marcadores territoriales o eventos históricos o astronómicos significativos además de ser parte de rituales terapéuticos. Fue una práctica compartida tanto por sociedades nómadas y seminómadas como por agricultoras a lo largo de miles de años.

El Centro INAH Querétaro a través del Museo Regional presentó el primer Coloquio Internacional de Arte Rupestre en la entidad,   además con la exposición temporal “ Tierra Habitada, Paisaje y Arte Rupestre en Querétaro y Guanajuato”, mostrará el valor del patrimonio rupestre de la región, así como fomentar su conservación y protección.

Por otra parte, la exposición es una mirada para acercar a la sociedad a las manifestaciones rupestres plasmadas en petrograbado y pintura que han perdurado hasta nuestros días en el interior de cuevas, abrigos y paredes rocosas. Los visitantes podrán conocer un panorama de quienes realizaron estas imágenes, aproximándonos a los ecos de las antiguas sociedades que habitaron lo  que hoy es Querétaro y Guanajuato, dando a conocer nuevos aspectos históricos y culturales.

Dentro de la muestra el público podrá encontrar materiales arqueológicos, fotografías, propuestas multimedia, instalaciones y obras contemporáneas de artistas queretanos para visualizar a los creadores del arte rupestre, sus territorios, las ceremonias que acompañaron rituales, las distintas representaciones como figuras humanas, animales, plantas , elementos geométricos y pinturas de la época colonial como jinetes, cruces, altares, inscripciones y fechas en español, que reafirman la continuidad de la práctica del arte rupestre.

La exposición “Tierra Habitada, Paisaje y Arte Rupestre en Querétaro y Guanajuato” se inaugurará el 30 de octubre a las 19:00 horas en el Museo Regional de Querétaro y permanecerá abierta al público hasta el 19 de abril de 2020 en un horario de 9:00 am a 18:00 horas de martes a domingo. 

En el marco del 80 Aniversario de la creación del Instituto Nacional de Antropología e Historia y los 35 años de su presencia en el Estado, el Centro INAH Querétaro a través del Museo Regional, presenta la exposición temporal “Tierra Habitada, Paisaje y Arte Rupestre en Querétaro y Guanajuato”.