Títeres Hubo un Día

Ver toda la cartelera

beauty_portfolio_2

Títeres Hubo un Día

Teatro y Títeres

La vida es así a veces, pero puedo llevarte a conocer a través de la imaginación, los santuarios naturales de MÉXICO MÁGICO. Así inicia
la aventura, cierren los ojos y estaremos…

En las cascadas de Agua Azul, Chiapas, jugar a la vida le enseña ULÍ, el Colibrí. Frente a la inmensidad del mar en Tulúm, Quintana Roo, la amistad de ÁRLO, el Lagarto. En las pantanosas aguas de Celestún, Yucatán, sentir el arte en compañía de BÉN, un Flamingo. El santuario de BRÁN-BRÁN, la mariposa Monarca, amor a primera vista.


Los terrenos desérticos y misteriosos de AÚR, el alacrán; en Sonora, la adversidad te fortalece. En las arenas de la playa de Vallarta, ÉJAN, el hipocampo les habla de la inmortalidad. El Cosmos, atardecer y eclipse en Guerrero Negro, santuario de la Ballena Gris en los límites de las Californias. Los deseos de libertad de ÉRNA, el Jaguar en el zoológico de Chapultepec.

Para regresar al término del día, al lugar que nos vio nacer.

“Pero que torpe soy, estaba tan cansado que me equivoqué, no eres de la especie que vive solo un día, perdóname”.

“¡Qué se puede esperar de alguien llamado Torpón!, te perdono, he vivido este día como si fuera el último, y lo he vivido intensamente.

¡Soy la mariposa más feliz del mundo!”