La Antigua Estación del Ferrocarril

Recintos

beauty_portfolio_2

La Antigua Estación del Ferrocarril

Con más de cien años de antigüedad este histórico recinto, considerado uno de los más notables ejemplos de la infraestructura ferrocarrilera mexicana, nos transporta al siglo XX, cuando el ferrocarril era el medio de transporte más moderno. La construcción de esta estación se inició a partir del año de 1903 y su edificación se concluyó en 1904. Fue la segunda parada de trenes que tuvo Querétaro. Era angosta y comunicaba a la ciudad de México y a Nuevo Laredo, Tamaulipas. Fue inaugurada en 1903 por el entonces presidente Porfirio Diaz, con la llegada de un tren proveniente de la Ciudad de México. Sin embargo, en ese momento no estaba concluida la estación, sólo la vía, por lo que fue hasta el 3 de octubre de 1904 que se inauguró por el entonces gobernador del estado, Francisco González de Cosío, en conjunto con el prefecto de distrito. En las cabeceras del andén aún se pueden ver un par de canteras donde quedó grabada la fecha de la inauguración. La majestuosa construcción tiene un estilo ingles, diseñada y construida por el arquitecto Mc Donald, quien decidió utilizar material propio de la región para su edificación, como es la cantera rosa y la cantera gris de tipo almohadillado, con vigas de madera y una excelsa fachada. Caminar por sus pisos y oírlos crujir a cada paso es un una experiencia inigualable, recorrer los andenes y sentarse en sus antiguas y largas bancas a esperar, es el pretexto perfecto para admirar el entorno y contemplar un edificio que tiene vida propia. El 17 de marzo 1986 y por decreto presidencial, este edificio es declarado monumento histórico. Recientemente las instalaciones de la Antigua Estación fueron destinadas para promover la cultura, aprovechando todos y cada uno de sus espacios. Las salas de espera, la taquilla, la chimenea y el restaurante, ahora son salones para clases de guitarra, baile, pintura y otras disciplinas artísticas. En la planta alta se cuenta con la sala de despachadores, que es el espacio más amplio y actualmente ahí se ubica una maqueta de trenes y estaciones antiguas a escala, que construyó la asociación Amigos del Ferrocarril”. Además, a partir de 2013 alberga al Museo Interactivo del Títere “Pepe Díaz Núñez”