Museo de la Muerte

Recintos

beauty_portfolio_2

Museo de la Muerte

Este espacio cuenta con una Galería, Museo de sitio y Sala Museográfica. Abierto todos los días de la semana de 10:00 a 18:00 horas. Entrada libre y gratuita. Historia: La transformación del antiguo Panteón de la Santa Veracruz en un sobrio museo. Este panteón se construye de 1853 a 1857, gracias al proyecto presentado por los señores Felicitas Osornio y Melesio Alcántara. La construcción estilo neoclásico es de pequeñas dimensiones ya que solo se contemplaba sepultar a los personajes más populares de la ciudad. Abandonado el panteón desde 1967, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), el Gobierno del Estado de Querétaro y el Municipio de San Juan del Río, rescatan el monumento histórico y lo habilitan como el "Museo de la Santa Veracruz", siendo exhibidas piezas arqueológicas encontradas en el Barrio de la Cruz y en la ribera del Río San Juan. Posteriormente estos vestigios prehispánicos se trasladan al edificio denominado como "Centro Histórico y Cultural" (antigua cárcel y Casas Consistoriales) y el museo sólo presenta exposiciones temporales. La idea de abrir este museo surge de don Palemón Cabrera y José Ugalde Campos, quienes apoyados por personas generosas como doña Concepción L. Viuda de Gómez, don Moisés Romero, don Jesús Badillo, doña Ángeles Salas y muchos más habitantes del municipio, también propician la reconstrucción del techo del corredor principal (columbario) del panteón y la dotación de bancas al templo del Calvario. El encargado de las obras fue don José Ugalde Campos; Palemón Cabrera con toda su perseverancia la hizo de jardinero, lográndose hermosear con diferentes plantas las terrazas del panteón. Por su parte don Nemesio Olguín toma el papel de tesorero, logrando cooperaciones, si no muy cuantiosas, sí lo suficientes para realizar algunas obras. El señor José Velázquez Quintanar, se da a la tarea de recolectar piezas arqueológicas en Las Peñitas, La Estancia y el Barrio de la Cruz. Por aquel tiempo, llega casualmente a estos lugares la señora Guadalupe Martín, hija de Diego Rivera y arqueóloga de profesión, quien aumenta la inquietud de la población por consolidar su iniciativa. El 6 de abril de 1977 queda legalmente constituida la Asociación Civil Pro-Museo Local, 30 personas firman como socios fundadores, durante este acto se lleva a cabo la primera exposición arqueológica en la feria de San Juan del Río, con el lema “Iniciamos con lo que será el tesoro cultural de nuestra región”. En los años siguientes, la antropóloga Sonia Butze presenta un proyecto interinstitucional para crear un museo dedicado a la muerte en lo que fuera el Museo de la Santa Veracruz, localizado en la parte posterior de la Capilla del Calvario, al sureste del casco histórico de San Juan del Río. El Museo de la Muerte, es realidad desde el año de 1997 y constituye un museo de sitio ya que se conservan las lápidas originales, algunas de las cuales datan del siglo XIX, además se integran cédulas y objetos que lo completan. Este singular lugar, expresa con toda su identidad, su misterio y su carga simbólica a la muerte como fenómeno cultural, al igual que un componente central e ineludible de la vida y el pensamiento de los hombres en cualquier sociedad.