Teatro de la Ciudad

Recintos

beauty_portfolio_2

Teatro de la Ciudad

El Teatro Alameda, hoy mejor conocido como Teatro de la Ciudad, inicia su construcción en el año de 1944 y dos años más tarde, el 11 de octubre de 1946, es inaugurado por el entonces Gobernador, Agapito Pozo Balbás y algunos otros funcionarios de la época para despúes, presentar el primer espectáculo al interior de las instalaciones, el de “Las Américas” de Paco Miller, considerado como el Primer Ventrílocuo del mundo, acompañado por Don Roque y Doña Barraqueta, muñecos de su propia creación. Este teatro fue considerado como una copia parcial de la Mezquita de Córdoba o de La Alahambra de Granada, por su maravillosa decoración colonial modernista, escalinata a colores con vistosidad y alegría, candiles forjados, terciopelos, azulejos por millares cubriendo primorosamente las paredes, espejos color plata y azul iluminados con luz indirecta, proyección a la altura de los mejores cines del mundo, butacas acojinadas y clima artificial. Posteriormente, con el rescate y mantenimiento al que fue sometido el recinto, a 65 años de su inauguración, este espacio recupera su majestuosidad para acudir al llamado a ocupar nuevamente su lugar en el corazón del movimiento cultural queretano, nada más y nada menos que con la reconocida cantante italiana de ópera, Filippa Giordano, quien deleitó a los presentes con el concierto inaugural. Desde entonces, el teatro se ha caracterizado por constituirse como uno de los escenarios predilectos para eventos de gran magnitud, como las presentaciones de la Orquesta Filarmónica del Estado de Querétaro (OFEQ), teatro y eventos de carácter político, entre otros.